Palitos de pepino al estilo chino

Para los calurosos días de verano, este es un plato sencillo y delicioso, un bocado ideal para refrescar el paladar y perfecto para compartir como aperitivo entre amigos, o para cambiar sabores entre platos más fuertes. ¿Aún no lo conoces?

Este es uno de los platos que más sorprenden a nuestros clientes y amigos, ya que a pesar de su apariencia sencilla ofrece una experiencia deliciosa al paladar, con una textura y sabores que no dejan a nadie indiferente.

Su presentación es muy atractiva, ya que se trata de unos cortes gruesos y alargados dispuestos en una forma de torre, lo que facilita poder irlos sacando uno a uno, ya sea con los palillos o con la mano. Del color de verde claro e intenso del pepino, ya tan solo al admirar su presentación nos transmite una sensación de frescura y relajación, y según lo vamos acercando a nuestra nariz y boca nos va llenando de muy agradables aromas y sensaciones.

La textura crujiente y acuosa de la base vegetal de esta delicia de verdadero sabor chino está complementada con una suave cobertura de aceite aromatizado al ajo, lo que crea una sorprendente combinación de sabores, ideales para picotear junto a un traguito con los amigos, o bien como complemento o transición de sabores más fuertes entre la entrada y el plato de fondo.

Si aún nos han probado los Palitos de Pepino, les recomendamos que se atrevan con esta increíble propuesta culinaria, que se puede acompañar con un rico vino blanco fresco y también con un suave espumante, e incluso con nuestro pisco sour a la albahaca. Otro maridaje interesante para los niños o los mayores que prefieren no tomar alcohol, puede ser una rica limonada de menta y jengibre.

Sin duda que este plato es un imperdible de las calurosas tardes de verano, ¿te atreves?

Regresar